Yo soy MENTORiment

El sábado por la mañana participé en la jornada de apertura de la II edición del programa MENTORiment organizado por PACIS en colaboración con la Universitat de les Illes Balears y la Consellería d’Educació con el objetivo de dar oportunidades a aquellos alumnos de altas capacidades.

Fue una jornada maravillosa donde se presentaron los diferentes talleres y novedades con respecto a la edición pasada que ya fue todo un éxito. Allí estaban, las diferentes autoridades competentes, los mentores que forman parte de esta gran aventura, y los protagonistas del evento, alumnos y familiares muchas veces poco comprendidos y muy desatendidos en nuestro sistema educativo actual.

Disfruté como ellos de escuchar las diferentes posibilidades que el grupo PACIS, con Rosabel Rodríguez a la cabeza, conjuntamente con los diferentes departamentos y facultades de nuestra universidad han preparado para que los alumnos de altas capacidades tengan la posibilidad de conocer y empezar a elegir cuál será su camino hacia su crecimiento tanto personal como profesional. Una oportunidad única que a muchos nos hubiera gustado disfrutar en su momento.

Cuando Rosabel me mandó un correo pidiendo mi colaboración en la jornada de apertura, con una charla motivacional para las familias y alumnos, lo primero que pensé es qué tengo que contarles yo a estos alumnos para motivarlos más, si ya con ese cartel de actividades ya deben estar muy emocionados. Y entonces se me ocurrió…

Estos alumnos muchas veces están marcados por las exigencias tanto sociales como familiares en sacar el mejor rendimiento de sus capacidades, y eso hoy en día, es sacar las mejores notas. Pero la educación y el aprendizaje están muy por encima de las calificaciones. En L’educació més enllà de les notes pretendía quitarle importancia a los resultados y que disfrutaran eligiendo su camino, un camino lleno de obstáculos y errores de los que aprenderán mucho para acabar siendo el futuro de nuestra sociedad.

Disfruté mucho contando mi proceso, cómo había llegado hasta el sábado justo delante de ellos, pararse a reflexionar sobre lo que has hecho te da una perspectiva única de hace dónde quieres encaminar tu futuro. Pero sobretodo, disfruté respondiendo y reflexionando con ellos.

Me llevo mucho de este día, dónde profesores que había tenido en la universidad descubrieron una versión muy distinta de aquel alumno al que un día tuvieron en sus aulas. Quiero agradecer, desde este pequeño rincón, a Rosabel Rodríguez el haber confiado en mí, y espero haber estado a la altura de las expectativas. También quiero poner en valor, el gran trabajo que ha realizado junto a su equipo de colaboradores y la apuesta de la Universidad por su apoyo incondicional por la actividad, una demostración más que ésta nuestra universidad está por encima de muchas otras universidades de España. Más quisieran muchas universidades y niños de alrededor de toda España incluso del mundo, contar con iniciativas como estas, que integran y ayudan a niños con unas necesidades casi siempre olvidadas.

Por último decir, que al finalizar la jornada sentí una pequeña sensación de vacío por no poder vivir junto a ellos esta magnífica experiencia, espero y deseo seguir todo el programa a través de las redes sociales con el hashtag #MENTORiment, del que desde el sábado me siento parte de él.

Aquí os dejo el vídeo de mi intervención:

 

¿Quieres conocer más sobre el programa? Clica aquí.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *