top of page

IA y Educación: Desafíos y Reflexiones desde Barcelona



El pasado fin de semana tuve la oportunidad de participar como coorganizador en el congreso "InnovaEdu" en Barcelona, junto a Bruno Cabanellas y Sebas Díez. Este evento fue un espacio enriquecedor de aprendizaje con destacados profesionales y entusiastas de la educación. Representé al Observatorio Internacional de Inteligencia Artificial, compartiendo nuestra perspectiva sobre la educación y la IA generativa, además de explorar recursos para optimizar nuestro día a día.



El congreso fue particularmente productivo el sábado. En esta jornada, escuché por primera vez a Miguel Ángel Tirado, inspector de Educación en Baleares. Su enfoque, aunque no popular ni comercial, despierta una reflexión esencial sobre los métodos educativos actuales. Recomiendo vivamente la lectura de su obra "Escuelas Que Enseñan, el Conocimiento Sí Importa", que resalta, con base en estudios científicos, la importancia de la Instrucción Directa como método activo de aprendizaje.


Personalmente, su ponencia me impactó y me llevó a reflexionar sobre mi propia metodología docente, preguntándome: ¿realmente aprenden mis alumnos? Aunque defiendo lo que muchos critican como la "Nueva Escuela", he observado que estas etiquetas frecuentemente distorsionan más que aclaran. A menudo se me ha etiquetado como un "tecnólogo experto en Inteligencia Artificial", cuando en realidad mi interés y preocupación radica en el uso apropiado de esta tecnología en la educación.


Es preocupante cómo las etiquetas, las redes sociales y la tendencia a simplificar los mensajes pueden perjudicar a aquellos cuyo único objetivo es facilitar el aprendizaje efectivo en el aula. Como señala Tirado, los problemas surgen cuando el método se convierte en el fin, y no en el medio.


En mis clases, priorizo la explicación. No suscribo totalmente a la Nueva Escuela, que promueve un aprendizaje basado en la indagación sin límites claros, poniendo al alumno en el centro de un proceso de aprendizaje auto-dirigido. Esta visión, aunque idealista, a menudo no se ajusta a la realidad educativa y puede ser perjudicial para el aprendizaje.


No reniego de los métodos de indagación, los cuales considero sumamente importantes, pero siempre y cuando se asienten sobre una base sólida de conceptos y conocimientos previos. Una vez establecida esta fundación, la indagación puede servir como una herramienta poderosa para profundizar y expandir el aprendizaje, permitiendo a los alumnos adquirir habilidades críticas de pensamiento y análisis. El verdadero éxito educativo reside en la complementación efectiva de la instrucción directa con la exploración activa por parte de los estudiantes. Este equilibrio entre proporcionar guía clara y permitir la exploración independiente es esencial para desarrollar una comprensión completa y duradera en los alumnos.


Es crucial reconocer que el conocimiento y la cultura son pilares fundamentales para la comprensión lectora. Partir exclusivamente de los intereses de los alumnos para definir los contenidos educativos conlleva riesgos significativos, especialmente para aquellos provenientes de entornos socioeconómicos menos favorecidos. Si la educación no ofrece una base sólida de conocimientos generales y culturales, estos estudiantes podrían no tener la oportunidad de adquirirlos en sus hogares, limitando severamente su capacidad de desarrollar su potencial. Por lo tanto, es esencial que los sistemas educativos proporcionen un currículo bien estructurado y rico en conocimientos que sea accesible para todos, garantizando así que cada estudiante tenga la oportunidad de crecer intelectualmente y expandir sus horizontes.


No obstante, he implementado con éxito metodologías activas en el aula, aunque también he tenido fracasos. Lo importante es evaluar constantemente el impacto de estos métodos en busca del verdadero aprendizaje, no como una moda pasajera. La inteligencia artificial generativa, por ejemplo, está remodelando paradigmas en la creación de contenido, no solo para los educadores, sino también para los estudiantes, y su aplicación incorrecta puede tener graves consecuencias sociales y personales.


El verdadero desafío que enfrentamos es educar a la comunidad educativa sobre cómo abordar esta nueva realidad, reconociendo tanto sus beneficios como los retos que presenta. Recientemente, la noticia del uso de DeepFake por parte de menores en Felanitx subrayó los peligros potenciales de la IA, lo que ha generado considerable alarma y preocupación.


Como defensor crítico de la inteligencia artificial, busco informar, utilizar y difundir las mejores prácticas para su uso. A través del Observatorio de Inteligencia Artificial, y especialmente de nuestra plataforma OIA Premium, ofrecemos un espacio de aprendizaje donde discutimos y transformamos las novedades diarias en educación. Aquí, no solo enseñamos los fundamentos de la IA, sino que también fomentamos una reflexión crítica sobre su aplicación, asegurando que la tecnología se implemente de manera segura y efectiva en el aula.


Es nuestra responsabilidad definir los límites y las normas para asegurar un entorno educativo sano y productivo, anticipándonos a los desafíos que nuestros estudiantes puedan enfrentar.

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page