Redefiniendo las tareas

¿Cómo podemos conseguir que nuestros alumnos no se copien? ¿Cómo podemos trabajar un contenido cuyo objetivo sea su aprendizaje significativo? Y lo que es más complicado, ¿cómo podemos conseguirlo desde casa, con una educación no presencial?




Esta situación de confinamiento que nos ha empujado a todos los docentes del mundo a la introducción de la tecnología como medio de comunicación con nuestros alumnos tiene su parte positiva.


He leído mucho mensaje de contrariedad durante estas semanas sobre la educación online, nunca podrá sustituir la clase presencial, trabajar más para llegar peor y a menos alumnos, la evaluación es imposible... Toda una serie de comentarios negativos de docentes que creo que han desfocalizado el problema, y lo han centralizado en seguir haciendo lo mismo pero desde otro lugar, y tal vez el error esté allí.


Porque, siempre bajo mi humilde opinión, el problema no es la situación. La situación es el contexto y la solución al problema es cómo has decidido plantearla. Yo he visto una oportunidad para probar nuevas herramientas que han resultado muy potentes y beneficiosas, pero insisto el problema no está en encontrar la herramienta que me ayude a continuar haciendo lo que hacía.


Uno de los grandes problemas a los que nos hemos enfrentado en esta situación es la evaluación. ¿Cómo puedo evaluar a mis alumnos sin saber si se están copiando? La respuesta es fácil: no puedes. Y cuánto antes aceptemos esta realidad, menos tiempo perderemos en buscar soluciones a este problema, cuya realidad es que sigue siendo la falta de focalización. Me explico.


Evaluar va mucho más allá de poner una cualificación, es más tal vez sea la parte más injusta e innecesaria de la evaluación, pero hablar de ello nos daría para horas y horas de debate sobretodo en una sociedad acostumbrada a vivir la educación desde este punto de vista que únicamente favorece la desmotivación o en el mejor de los caso un aumento de motivación extrínseca por momentos. Evaluar es diagnosticar las necesidades de aprendizaje de cada uno de tus alumnos, marcar unos objetivos reales y diferentes para cada uno de ellos y realizar un acompañamiento con feedback positivo para conseguir llegar al objetivo marcado. Pero no, no quiero entrar más en ello.


Vayamos al grano, se ha generado la necesidad de trabajar con una herramienta tecnológica y según el modelo SAMR la introducción de la tecnología se muestra en cuatro posibles escenarios:


  • Sustitución

  • Aumento

  • Modificación

  • Redefinición


En cada uno de estos cuatro escenarios la tecnología tiene un impacto diferente en el aprendizaje de nuestros alumnos. La sustitución es el producto de intentar seguir haciendo las mismas cosas con otros medios, es la situación sencilla y fácil que mantiene al docente en su zona de comfort y produce un descenso evidente del aprendizaje de los alumnos con tareas que ya de por sí en clase era poco aprovechosas y que en la distancia se convierten en inútiles.


El aumento supone una ligera mejoría, y eso es lo que produce la elección de según que tipo de herramientas educativas. Por poneros un ejemplo, no es lo mismo realizar una explicación tradicional a toda la clase a través de Meet o Teams, ese caso sería sustitución, que grabar la explicación en un vídeo y subirlo a una plataforma como EdPuzzle que me permite a mí como docente saber quién ha visto el vídeo, cuándo y cuántas veces, incluso incluir preguntas en el mismo, y a mi alumno poderlo ver las veces que necesite al ritmo que necesite, es evidente que hay una ligera mejora en la que se incluyen evidencias significativas para la realización de un feedback mucho más personalizado.


Aún así si la tarea que deben realizar a partir del video es de reproducir lo que se ha explicado, la utilidad de dicha práctica se convierte en innecesaria.


Si damos un paso más y modificamos las tareas e introducimos elementos que permitan la transferencia de lo trabajado a otros contextos, la posibilidad que encuentren respuesta en la red es prácticamente nula por lo que deberán realizar un trabajo de comprensión del contenido y aplicación a un nuevo escenario.


Os pondré un ejemplo en la asignatura de Biología de 4º ESO:


Identifica los accidentes geológicos en el siguiente mapa, señala a qué deben ser debidos y explica porqué. Y por último dibuja las placas litosféricas que podría tener este planeta.





Para realizar esta tarea pueden tener sus anotaciones y buscar por internet, por tanto, solventamos uno de los grandes problemas de la clase virtual: ¿cómo evitamos que se copien? Es cierto, que todavía podrían ayudarse entre ellos o copiarse unos con otros, pero si os fijáis bien en la tarea las posibles respuestas son prácticamente ilimitadas y no tienen una sola solución, incluso tal vez no tenga ninguna en la realidad, pero lo importante estará en el proceso cognitivo que deberán hacer los alumnos para explicar su posible solución.


Y el último paso está en la redefinición, es decir, que los alumnos utilicen la tecnología como medio de transformación y creación. El último paso de la Taxonomía de Bloom que bien planteado generará un aumento de la creatividad y de motivación intrínseca, y por ende un aprendizaje significativo de aquel objetivo que nos habíamos marcado. Pero no solo eso, sino que además trabajará un cúmulo de competencias clave que podremos identificar y evaluar.


Os pongo el último ejemplo:


Este mapa es de un planeta desconocido que nuestros alumnos deberán colonizar. Traen en su nave Avalón toda una serie de especies, como si se tratara del Arca de Noé, pero surge un problema:


El planeta no es habitable. No hay posibilidad de retorno. Las condiciones atmosféricas son bajas en oxígenos para el ser humano, la atmósfera tiene un alto contenido en nitrógeno y dióxido de carbono, este último a un 25%. La temperatura es de 25ºC. Nuestra nave se encuentra en una carga de oxígeno para 5 años y la carga de batería de la cámara de hibernación tiene una duración de 150 años. ¿Qué solución planteas?


Evidentemente el problema a día de hoy no tiene solución, ¿o sí? Pero los alumnos deberán crear un plan de colonización para intentar cambiar la situación atmosférica y convertir el planeta en un lugar habitable, con tan solo una pista. Los insectos son importantes. ¿Qué cómo debe ser el entregable? Aquí os dejo unos ejemplos:





Saquen vuestras propias conclusiones. Espero vuestras opiniones y ejemplos que estéis llevando a cabo con vuestros alumnos. Nos vemos por las redes.


* Estas tareas pertenecen al proyecto de gamificación Project Exodus

213 vistas

© Miquel Flexas. Copyright 2016. All Rights Reserved.